newsssssss newssssssssssssssssssssss newssssssssssssssssssssssssssssssssssss news news news news news newsssssssssssssssssss


Gafas de madera

La tendencia del 2015/2016


La gafas de madera se están convirtiendo poco a poco en tendencia, desde hace unos años las ópticas las han ido incorporando a sus colecciones de gafas graduadas, y también a las gafas de sol.
Son ligeras, cómodas, resistentes e hipo-alergénicas. Algunos adultos tienen sensibilidad a ciertos metales, a algunos plásticos derivados del petróleo. Su opción puede ser la madera, que no presenta habitualmente ningún tipo de reacción alérgica, especialmente cuando sólo están pulidas.
Los fabricantes de gafas de madera suelen ser talleres o artesanos que diseñan y fabrican su modelos a mano. La mayoría de las veces con madera procedente de árboles que se han caído en el bosque, o de madera certificada. En los fabricantes, en los usuarios y en los vendedores de gafas de madera existe un alto compromiso con la naturaleza.
También sentirse bien es importante, y las gafas de madera sientan bien. No hay dos exactamente iguales y los fabricantes se han esforzado en encontrar diseños que favorezcan un montón, que sean muy lleva-bles con todo y que siempre estén de moda.


Las 'celebs' caen rendidas ante un accesorio tan práctico como apetecible. 

Ya no son solo para uso en verano, son un complemento que completa el look




Naturalmente las gafas fabricadas con este tipo de materiales no son productos hechos en serie. Las gafas de madera son piezas artesanales únicas, hechas a mano, una a una. Si estás pensando en comprarte unas, ten en cuenta estos aspectos antes de decidirte.

 La manufactura vs el precio


Por más costosa que sea el tipo de madera más fina, un pedazo de la misma no tiene por qué tener un precio astronómico. Sobre todo si hablamos de la cantidad de madera que se necesita para fabricar la montura de unas gafas.

Entonces, ¿por qué suelen ser tan costosas? ¿qué es aquello que las hace tan especiales?

El factor decisivo no es el tipo de madera sino su manufactura. Este tipo de monturas necesitan ser hechas a mano, por tanto su precio suele ser más elevado. No existen procesos industriales para la fabricación de gafas de madera. 

Varias razones lo impiden: por un lado la madera es un material relativamente blando, y por otro hay que tener en cuenta que, a diferencia del plástico u otros materiales, la madera no puede ser inyectada o vertida en un molde.

Las gafas de madera son talladas y pulidas al detalle, tal como una escultura. Por eso lucen únicas y tienen ese toque cálido característico.

Si estás pensando en comprarte unas, es bueno que vayas planeando desde ya tu presupuesto.

Dependiendo de la cantidad de días que requiera terminarlas, los precios oscilan entre los cien hasta los miles de euros. Eso sí, por ese precio tendrás una joya en tus manos.

 El tipo de madera


Para garantizar la estabilidad de unas gafas con montura de madera, se deben utilizar chapas lo suficientemente flexibles para sujetar los cristales y soportar los golpes típicos del día a día.

Un pedazo de madera convencional se resquebraja muy rápido. Sería cuestión de tiempo que las gafas fabricadas con esa madera se volvieran defectuosas.


La madera contrachapada, es decir, que está compuesta de finas láminas, permite que las gafas sean mucho más estables. Normalmente se utilizan maderas de bamboo, arce, nogal o cerezo, que le aportan a las gafas vetas muy bonitas. Las maderas tropicales, en cambio, se utilizan muy poco.


Antes de comprar las gafas investiga un poco sobre la apariencia de cada tipo de madera para que escojas la que más te gusta.

 
Si eres un fan de los productos naturales, entonces pregúntale al fabricante: en algunos modelos incluso las bisagras de tus gafas se pueden tallar del mismo material.


 Las lentes 


Debido a que prácticamente todas las gafas de madera son de montura completa, en teoría se puede utilizar cualquier tipo de lente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el peso y el grosor de los cristales. Por ello se necesitan cristales reducidos —y no solo en caso de graduaciones altas— para conseguir una mayor resistencia y un menor peso.


El hecho de que tus gafas sean mono-focales, progresivas, de lectura o de sol, no es ningún impedimento a la hora de combinar con madera. Si el marco de las gafas es el adecuado, entonces casi cualquier tipo de lentes puede ser adaptado a la montura.


Un nuevo player en gafas de Madera y mas...


Diseño, Calidad, Precios Ajustados y mucha Pasión...



Wood Thinks















__________________________________



















Comentarios